Spanish English German

Enfermedades de la madera

Pin It

La incidencia de enfermedades de la madera tanto en cepas nuevas como viejas ha aumentado en los últimos años.

Por ese motivo, con el objetivo de ayudar a prevenir estas incidencias, hoy vamos a hablar de las enfermedades de madera que existen en la viña y cómo prevenirlas.

Síntomas de enfermedades de la madera

Las plantas que presentan estas enfermedades suelen presentar uno o varios síntomas entre los que destacan:

  • Crecimiento anormalmente reducido.
  • Pérdida de vigor.
  • Entrenudos cortos y/o clorosis foliar.
  • Decoloraciones foliares internervales que van del amarillo al rojo, y viran al pardo.
  • Cancros (úlceras).
  • Secado de brazos y, en algunos casos, muerte de la cepa.

Normalmente las enfermedades de madera no se asocian únicamente a la presencia de un único patógeno, sino que suelen ser la combinación de varios.

Viña afectada por enfermedad de la madera. Fuente: Estación do Areeiro

Sistematología, agentes causales y epidemiología

1. Hendiduras longitudinales en la base de los sarmientos

Estos síntomas son visibles fundamentalmente en invierno.

Aparecen hendiduras longitudinales en la madera y la corteza de los sarmientos toma un aspecto blanquecino.

Síntomas en racimo y hojas. Fuente: AgroEs.es

Se asocian fundamentalmente a la Excoriosis, enfermedad causada por el hongo Phomopsis vitícola, aunque recientemente también a especies de la familia Botryosphaeriaceae.

La Phomosis vitícola afecta a todas las partes de la planta, y en el racimo causan desde falta de cuajado a incluso desecación.

 

Excoriosis en vara. Fuente: C.R.D.O Valle de La Orotava

2. Necrosis sectorial

Si damos un corte transversal al brazo o tronco aparece una zona ennegrecida, delimitada con forma de V y consistencia dura.

Este síntoma estaba tradicionalmente asociado a Eutipiosis, aunque actualmente se sabe que son los hongos de la familia Botryosphaeriaceae los que más se detectan en este tipo de lesiones.

Necrosis sectorial. Fuente: Estación do Areeiro

3. Punteaduras

Si damos un corte transversal, observamos numerosas punteaduras pardas rodeando a la médula que destacan sobre el color de la madera, en disposición más o menos circular y que pueden estar aisladas o llegar a confluir mostrando una lesión necrótica mayor. En la zona central, a veces, se observa una zona rojiza asalmonada.

Punteaduras. Fuente: Estación do Areeiro

No está claro qué hongos exactamente producen estas enfermedades que englobamos en “Enfermedades de la Madera”, porque en muchas ocasiones actúan conjuntamente.

Lo importante en esta época de poda es detectar en podas grandes este tipo de afecciones en la madera y no emplear la herramienta en el siguiente corte sin previamente haberla desinfectado para evitar propagar la enfermedad a otras cepas y extenderla por toda la explotación.

Enfermedades de la madera en Canarias

En las islas se ha detectado un mayor aumento de estas enfermedades en los últimos años. Es muy común ver cómo, en la fase vegetativa, empiezan a verse decoloraciones en las hojas tanto en plantas jóvenes como en adultas. Y cómo, año tras año, esas decoloraciones se van ampliando a las cepas aledañas fruto de la colonización de estos hongos.

En ocasiones, con el desarrollo vegetativo de la planta dejan de apreciarse estas decoloraciones, pero no significa que la infección haya cesado y, poco a poco, año tras año, la planta se irá debilitando hasta la muerte del brazo afectado, o la planta completa.

¿Qué medidas de control debemos tomar?

No existen productos químicos específicos y efectivos para el control de las enfermedades de la madera, por lo que se hace necesario aplicar medidas de carácter preventivo, encaminadas a evitar la penetración de estos agentes fúngicos en la madera.

Sabemos que la transmisión de estos patógenos es, fundamentalmente, mediante las heridas de poda, por lo que intentaremos disminuir este riesgo con las siguientes medidas:

  1. Marcar las cepas con síntomas que se observen en verano para su arranque o poda en invierno.
  2. Se podarán primero las cepas sanas, dejando para el final las cepas enfermas (con grado de ataque bajo).
  3. Desinfectar las herramientas de poda entre cepa y cepa con formol o lejía al 10% o agua oxigenada al 25%, para no transmitir la enfermedad.
  4. Retrasar todo lo que se pueda la poda y realizarla en tiempo seco. No hacerlo en los 4 días siguientes a una lluvia.
  5. Evitar cortes de poda grande y, si se hacen, realizarlos lo más vertical posible y recubrirlos con mastic protector con fungicida.
  6. Destruir, si es posible, quemando todos los focos de la enfermedad y los restos de poda, tanto en cepas muertas como brazos atacados.
  7. No dejar restos de poda y madera afectada sobre el terreno, ni triturados ni enterrados, convertirlos en compost.
  8. Durante la formación y conducción de la viña joven, preferir la poda en verde, en lugar de la eliminación de sarmientos en invierno, evitando las podas a ras de la madera vieja.
  9. En nuevas plantaciones, utilizar material sano y evitar el estrés o forzado excesivo para la entrada prematura en producción, durante los primeros años.

Esperamos haberte ayudado a conocer qué tipos de enfermedades de madera relacionadas con la viña existen y, sobre todo, qué medidas debes empezar a tomar para evitarlas.

Para cualquier tipo de asesoramiento sobre su explotación o recomendaciones sobre tratamiento fitosanitario, no dude en pasar por las oficinas del C.R.D.O. Valle de la Orotava en horario de 8:00 a 15:00 horas.

 

Banner Orotava
Spanish English German